20 de junio de 2024

Testimonio de una desplazada indígena Defensora de madres solteras de mujeres, de la educación y del territorio

0

Bernardina Santiago López, desplazada de la comunidad de Nuevo Tenochtitlan, Putla Villa de Guerrero, Oaxaca, evidencía la situación que viven las mujeres en las comunidades indígenas en algunas comunidades de la Mixteca, en específico en su localidad, donde por ser madre soltera, tenía que pagar cinco mil pesos anuales y quince mil pesos por casarse con un hombre ajeno a la localidad

Desde el dos mil dieciocho, es desplazada de esta localidad, un diecisiete de agosto, por Antorcha Campesina, quien manipula la localidad, según su dicho; por defender a las mujeres, alas madres solteras, al derecho a la educación, de los adultos mayores y del territorio.

Denunció que se le han cortado sus raíces, sus costumbres y el acceso a su localidad, por Antorcha Campesina, quien amenazaba a los habitantes de la localidad, con armas de fuego, para que valorarán los acuerdos que violentan los derechos fundamentales de la mujer principalmente y de esta forma hacer lo que era su voluntad y encarcelado a los que se negaban a firmar documentos

Ella dijo que se opuso, en Asamblea general al acuerdo de que las madres solteras tuvieran que pagar cinco mil pesos por que según los habitantes, las madres solteras no tienen la misma fuerza para trabajar en las actividades de la comunidad en el Tequio; además que también se manifestó contra la exigencia de un pago de quince mil pesos para las mujeres que se atreven a casarse con un hombre que no sea nativo de la localidad, lo que a su parecer es una injusticia y atenta contra las libertades constitucionales, principalmente a la equidad de género

Estos abusos los realizan un grupo de perdonas, bajo argumento de que es acuerdo del pueblo, y al oponerse ella la llaman problemática, pero agregó que es injusta esta situación porque las madres solteras, no tienen trabajo estable y sumado a esto tienen que mantener a uno dos o tres hijos, y tampoco considera justo que a una mujer por enamorarse de un caballero de otra comunidad tenga que pagar quince mil pesos, porque esto provoca que los hombres abusen y controlen mujeres bajo amenaza de que no habrá quien se case con ellas. «Es como si a las mujeres nos pudieran en Venta» aseveró, por lo que pide que el gobierno volteé los ojos a la situación que viven las mujeres en las comunidades indígenas, principalmente en Nuevo Tenochtitlan

«Es una Violación a nuestro derecho por el simple hecho de ser mujer» por lo que lo denunció en una asamblea general y de ahí fué marginada por ser indígena

Denunció que la organización de Antorcha Campesina, quiso privatizar la educación, cambiando la plantilla de los maestros, para poder cobrar por la educación, pero ella y otros padres de familia se opusieron y recibieron amenazas de que de no firmar el documento tenía que pagar una multa de veinte mil pesos, amenazandolos con armas largas para exigir la firma de todos los habitantes (mostrando copias fotográficas de las personas armadas). La privatización de la educación no se ha podido consolidar esta acción ya que los niños salieron de la comunidad y hoy estudian en escuelas de comunidades vecinas como: San Juan Teponaxtla, Plan De Ayala y en Santiago Yosotiche y Río de las Peñas, según dice en esta entrevista que da tristeza la situación ya que habiendo escuela en la localidad, los niños tuvieron que migrar

Menciona que fué expulsada por la autoridad en el dos mil dieciocho, por las personas que estaban al frente de la autoridad en ese momento y manipuladas cerrandole con madera el acceso a su casa y a su negocio y resguardando su domicilio con gente armada, una farmacia y desde entonces no ha podido regresar ni de visita, y vuelve a insistir que las autoridades de Derechos Humanos ni de la Fiscalía no han hecho nada por su caso

«Estaba en riesgo mi vida» tuve que salir de emergencia y no he podido regresar dijo, por lo que perdió todos sus bienes y patrimonio, que incluyen sus muebles, su casa, su terreno, sus animales, su negocio (una farmacia) es decir su vida y ahora radica rentando en el Barrio San Miguel de la Ciudad de Tlaxiaco; mientras espera que la autoridad de la Fiscalía la reconozca como desplazada, aunque informa que tiene la protección del Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos

«No he podido por cuatro años en la localidad» pide que la escuche la autoridad ya que asegura que sólo es la defensa de los derechos y no es un persona problemática e informó que ha participado con la comunidad como fue el caso cuando fungió como policía comunitaria, en resguardo a la comunidad

Pide auxilio de la autoridad y se dice castigada injustamente por defender derechos, ya que estos sólo están plasmados en las leyes, pero no se respetan. Invitando a las comunidades a respetar el derecho de las niñas, de las madres solteras, de las mujeres, de la educación y del medio ambiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticieros el Reloj. |